Modernización y reparación de fachada

La actuación realizada por Renovak en este edificio de 1969 consistió en dar solución a la patología que presentaba el edificio al mismo tiempo que mejoraba considerablemente la estética del mismo.

Todos los cantos de forjado estaban agrietados debido a la oxidación de la armadura y de las garras de las barandillas. Por ello, se picó, lijó y se pasivó la armadura de la totalidad de la zona afectada. Se regeneró el canto de forjado con mortero de reparación y se colocó una nueva pieza de hormigón polímero para, finalmente, instalar una nueva barandilla de aluminio blanco lacado y vidrio de seguridad con butiral blanco. En la zona central de la fachada se colocó una nueva separación de los balcones, también en muy mal estado.

Los forjados superiores que cubren los balcones de la última planta fueron asimismo impermeabilizados. 

Por otro lado, se sustituyeron las bajantes por una nuevas de PVC y se actuó sobre las fachadas (este y oeste). Primero se enmasilló, se le aplicó una capa de imprimación para favorecer la adhesión de la pintura y se aplicaron dos capas de pintura.

Con el objetivo de mejorar más aún la estética del edificio, se restauró todo el mármol de la planta baja y se sustituyó la puerta de acceso.


Fachada original principal antes de la rehabilitación
Fachada oeste durante la reparación de los cantos de forjado
Situación de los balcones antes de la actuación
Fachada principal reparada
Uno de los balcones durante el proceso de reparación
Balcon reparado con la nueva barandilla