Rehabilitación de fachada de ladrillo visto

En primera linea de la playa de San Juan en Alicante, se encuentra Nuevo Méjico, un edificio construido a principios de los 80 con una patología muy frecuente del Levante, el desprendimiento del revestimiento de los ladrillos visto provocado por la corrosión en la armadura de la estructura.

La salinidad y humedad, dada su cercanía al mar, ha provocado que con el paso de los años los cantos de forjado se oxidasen y el ladrillo caravista se desprendiese con el peligro que ello ocasionaba para los vecinos del edificio.

Renovak está llevando a cabo la rehabilitación de fachadas de este edificio actuando sobre los ladrillos de cara vista y el saneamiento de los cantos de forjado. Para ello se están retirando todos los ladrillos visto verticales ubicados en los frentes de forjado, se está picando el hormigón hasta llegar a la armadura y en función del grado de degradación de la estructura se está sustituyendo o rehabilitando.

La rehabilitación de estos cantos de forjado se realiza de manera manual, lijando lo oxidado con un cepillo de púas de acero, hasta llegar al acero sano. Con el objetivo de proteger el acero, se aplica un pasivante, que, además mejora la unión con el hormigón para, posteriormente, recrecer esa zona mediante un mortero de reparación. Una vez alcanzada la superficie óptima, se colocan los ladrillos vistos tal y como estaban.

En este caso se ha elegido un ladrillo muy similar al original por lo que el cambio es casi imperceptible pero se ha evitado frenar la degradación del edificio y proteger su estructura.

 

Fachada principal en proceso de reparación
Ladrillos de caravista sin reparar
Fachada trasera antes de reparar
Hormigón visto tras las retirada de los ladrillos
Corrosión en la armadura de la estructura
Colocación de los ladrillos visto, una vez protegido el frente del forjado